Articole scrise de Jesus del Cerro


1 - 16 din 16 rezultate
1.Una secretaria de Estado (de Rumania) para la igualdad de las mujeres... y las mujeres "Queremos hacer un ciclo tuyo en el Instituto Cervantes de Bucarest". La reunión empezaba fuerte y, la verdad, sentí un poco de vértigo. Yo argumenté, un poco apabullado por la propuesta, que se podía proyectar alguna película mía y tener algún coloquio, pero no los convencí. Querían hacer un ciclo y acabar el ocho de marzo, el Día de la Mujer, con la proyección del documental "Embarazada en Rumanía". Eso me encantó, no podía haber mejor día.
2.La curiosidad Ser curioso, si excluimos la acepción relacionada con el orden y la limpieza, es, según la Real Academia Española de la Lengua, “aquella persona inclinada a aprender lo que no conoce”, lo que parece un término positivo, aunque es verdad que, a veces, la curiosidad mal entendida da lugar a toda una serie de conversaciones de escalera, programas del corazón, revistas y tertulias que enseñan y destripan las interioridades y secretos de otras personas. Aquí la Academia viene en ayuda de los curiosos con la palabra “cotilla”, cuya definición –persona amiga de chismes y cuentos– parece que define perfectamente ese tipo de interés por los problemas ajenos y exime a los curiosos de estar en ese club. Hay también frases sobre el término como la que dice que “la curiosidad mató al gato” y en multitud de películas hay personajes que mueren por haber sido demasiado curiosos o, al menos, esa es la excusa del malo antes de apretar el gatillo.
3.Dedicado a todas las madres Los Premios Goya suelen ser un derroche de glamour, elegancia, belleza y arte; además, son un espejo para la Industria Cinematográfica española, que así puede mostrar las mejores películas del año, publicitar sus logros y contar, a quien lo quiera escuchar , lo importante que es esa industria para España. Esta edición era además la más políglota de todas las anteriores; había películas nominadas en inglés, vasco, catalán y castellano y no era un modo de hablar. Las películas en vasco, catalán e inglés no eran una curiosidad en alguna categoría: Handia, Verano 1993 y La librería copaban la mayoría de las nominaciones más importantes y, eso, en la España que vivimos, es cuanto menos un ejemplo de convivencia.
4.Hawaii, el estreno En el año 2007 empecé a escribir un guion. Involucré en el proyecto a dos guionistas amigos: Manu y Bea. Juntos trabajamos sobre una idea a la que llevaba tiempo dando vueltas y, unos meses más tarde, ya teníamos una versión bastante trabajada. La película se llamaba Uruguay. Durante años visité productoras, festivales, acudí a mercados y a convocatorias de subvención y, lo poco que iba consiguiendo, lo perdía al no poder cerrar toda la financiación.
5.El filme después del cine Cuando uno piensa en hacer cine le vienen a la cabeza los actores y el glamur, decir “acción” y “corten” bien alto, los casting, las cámaras y el rodaje, el director de arte dibujando preciosos bocetos y la jefa de vestuario diseñando unos fantásticos atuendos. Si además uno se ha interesado un poco más por el (llamado) séptimo arte, sabrá de las interminables horas de rodaje, el frío y el calor de los exteriores, las discusiones entre el director y los actores por esta o aquella frase.
6.Atrapado en el tiempo, no es mal inicio Hace algunos años, en un viaje a Los Angeles, tuve la ocasión de conocer a John Bailey; ese señor, de nombre desconocido para muchos, es el director de fotografía de películas tan conocidas como Atrapado en el tiempo , Mejor… imposible, En la línea de fuego o Gente corriente. Lo conocí en una jornada de puertas abiertas en la sede de los directores de fotografía, una coqueta mansión donde estaba lo más granado de la profesión. Yo, entonces, después de que un amigo común nos presentara, le conté que iba a rodar una película llamada Hawaii y le dije que era un fan incondicional suyo; John sonrió y me deseó suerte.
7.​Los Dolomitas, Pau Gasol y las vías ferratas Durante años había oído hablar de los Dolomitas pero, la verdad, no tenía mucha información sobre ellos, no había pisado sus senderos ni disfrutado de sus paisajes. Tenía en la mente, a través de fotos, historias y documentales, una cordillera áspera, majestuosa y con cierto aire aristocrático. Así que cuando me llegó la propuesta de ir allí a colaborar con un rodaje publicitario y hacer una vía ferrata solo pude aceptar y, después, correr a internet para buscar más información sobre esa cordillera y aprender qué era eso de las vías ferratas.
8.Rodar en Los Angeles Cuando se habla de los rodajes de las películas, siempre se habla de semanas de rodaje. Hay películas de muy bajo presupuesto que se ruedan en tres semanas; entre cuatro y seis suele durar un rodaje estándar; y luego están los abusones americanos con sus rodajes de meses. Lo normal es que se ruede todo seguido pero, a veces, tener diferentes localizaciones, buscar diferentes estaciones del año u otras circunstancias hacen que se ruede en varias partes.
9.U2 en concierto: La vida sigue igual Ya sé que “La vida sigue igual” es el título de una canción de Julio Iglesias, pero la verdad es que el otro día en Barcelona mi impresión al ver a Bono y sus chicos (todos ya creciditos) era esa; estaba como en casa de una tía a la que visitas de tiempo en tiempo y que siempre te trata bien, cuyo café es muy bueno y que siempre tiene unos pastelitos muy ricos. U2 y sus excepcionales temas de siempre jamás decepcionan; la puesta en escena es magnífica, el sonido y la luz un espectáculo y Bono es un extraordinario sacerdote que consigue llevar a sus fieles -siempre muchos- al éxtasis aunque los hayas visto una y otra vez desde hace treinta años.
10.Vuelta a la ilusión En el año 1991 yo estudiaba en la Facultad de Imagen y Sonido de Madrid por las mañanas y por las tardes trabajaba de camarero en la cafetería de mis padres. En la facultad no me podía considerar un buen estudiante, estaba en tercero de carrera y tenía las mismas asignaturas aprobadas que suspendidas. La Universidad en aquella época (no sé ahora) era eminentemente teórica y bastante alejada de la realidad del cine o la televisión por lo que mi ilusión se tornaba un día sí y otro también en aburrimiento. Yo no tenía muy claro qué quería hacer, pero sí sabía que quería hacer más cosas, tocar con los dedos una cámara, escribir un guion, dirigir a un actor, escuchar “acción” y después de unos segundos con el plano realizado oír el “corten”. Quería rodar y ver qué se siente.
11.Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres La semana pasada hubo un puente en Rumanía.  Esto, que en España no pasaría de anécdota, aquí es un acontecimiento.  Llevo diez años trabajando entre España y Rumanía y cuando llegué solo había dos fiestas además de Navidad y Semana Santa.  Supongo que la entrada en la Unión Europea y el hecho de igualar calendarios laborales han propiciado el aumento del número de fiestas.  El caso es que en los últimos años hay tres o cuatro fiestas más al año, hasta llegar al acontecimiento del fin de semana pasado: jueves, día de los niños y lunes, “Rusalii”, día de las rosas y segundo día de Pentecostés… resultado: puente.
12.Cannes: cine… y del bueno Cannes volvía a ofrecernos un año más su espectacular mar azul, sus yates, su glamour, su mítica alfombra roja y, además, este año teníamos un nuevo invitado: las colas.  Antes, para acceder a cualquier sitio siempre había pequeñas esperas, te miraban con un lector de código de barras el pase y en dos o tres minutos entrabas en el palacio, en la zona del puerto o donde fuera.  Pero este año, después de la sacudida del terrorismo, Cannes había cambiado: grandes macetas limitaban el acceso a posibles camiones suicidas, militares equipados para conquistar la colina más inaccesible patrullaban por el paseo marítimo, policía y más policía vigilaba, con las ametralladoras preparadas, cada rincón y los accesos a cada recinto aparecían fortificados.  Arcos detectores de metal, inspección una y otra vez de bolsos y mochilas, cacheos, más tiempo con cada persona.  En definitiva, grandes colas y menos tiempo para tener reuniones, para ver a viejos amigos, buscar co-productores o vender tu película.
13.Hoy todos somos arte Un rodaje es como un tren de mercancías. Una vez que echa a andar es muy complicado pararlo, todo está prevenido para las próximas semanas, los permisos de rodaje, las localizaciones, los equipos empiezan a trabajar para que, cada día, todo lo necesario esté donde debe estar a la hora que debe estar. Esta película, con muchos materiales y personas viniendo de diferentes lugares, tiene un plus de dificultad: el jefe de especialistas -que trabajó con Jackie Chang- viene de Los Ángeles, la doble de acción de Atlanta, el actor que hará de policía del FBI embarcó desde Carolina del Norte… El equipo de producción coordina esos viajes, los hoteles, las recogidas para que todo lo necesario -incluidos dos espejos que vienen desde California para estampar contra ellos a la doble- esté listo para rodar la secuencia de acción con seguridad.
14.No todavia El jueves pasado no me desperté muy animado. Además volvía a hacer frío, lo que no ayudaba a que nada mejorase. A lo largo del día, sin embargo, tuvieron lugar tres acontecimientos aparentemente sin importancia y que, ahora, mirando desde el futuro del viernes, es posible que ocurrieran con un motivo y además ocurrieron en jueves. Mi amiga Sol decidió hace algún tiempo dejar el negocio familiar y dedicarse al proceloso mundo de la escritura, a enfrentarse día sí y día también al folio en blanco; en su caso, a la pantalla de su blog, desafiante, limpia, vacía  para ganar esa batalla con ingenio, destreza y profesión.
15.Del león del Serengueti a las embarazadas rumanas Cuando pensamos en documentales en España, lo normal es que nos venga a la cabeza un león cazando en el Serengueti, un antílope cruzando un río bajo la atenta (y escalofriante) mirada de un cocodrilo o un tiburón blanco con sus cinco filas de dientes buscando a su presa. El documental es cultura, educación, prestigio entre quien lo hace y, por supuesto, entre quien lo ve..., pero el documental también es (a veces) sinónimo de aburrimiento y de siesta en verano mientras el león vigila (una vez más) a las gacelas en el Serengueti.
16.De Le Petit Majestic a la alfombra roja de Cannes Un año más, el festival de Cannes, un año más, la cola para acreditarse y, un año más, dispuesto a contar al mundo cinematográfico lo que había producido, dirigido, escrito y, por supuesto, cuáles son mis planes para el año que entra. Dices tu nombre, la agradable señorita te busca en el listado y allí está. Tu acreditación, tu bolsa del festival y empieza Cannes.


ESRI

Top 10 articole cele mai ...



Hotnews
Agenţii de ştiri

Siteul Hotnews.ro foloseste cookie-uri. Cookie-urile ne ajută să imbunatatim serviciile noastre. Mai multe detalii, aici.
hosted by
powered by
developed by
mobile version